EL ESPÍRITU DEL AMOR

  Y su color sobre mí, fue amor. Ct 2:4
Los rayos rojos Dios es amor. 1Jn 4:8
  Yo soy el Señor, tu Dios. Dt 5:6
  Yo soy la rosa de Sharón. Ct 2:1
Amor Levantemos nuestros corazones con nuestras manos hacia Dios. Lm 3:41
  Amarás, pues, al Señor, tu Dios. Dt 11:1
  Porque fuerte es como la muerte el amor. Ct 8:6
  Ámense unos a otros entrañablemente, con corazón puro. 1P 1:22
  El amor no hace mal al prójimo. Rm 13:10
  El amor es sufrido, es benigno. 1Co 13:4
  Porque de tal manera amó Dios al mundo, que le dio a su Hijo. Jn 3:16
  Nadie tiene mayor amor que este: que uno dé su vida por sus amigos. Jn 15:13
  El amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser. 1Co 13:4-8
  Ámense los unos a los otros con amor fraternal. Rm 12:10
  Hay amigos más unidos que un hermano. Pr 18:24
Perdón Perdónense unos a otros. Col 3:13
  Antes sean bondadosos unos con otros, misericordiosos, perdonándose unos a otros, como Dios también los perdonó a ustedes en Cristo. Ef 4:32
  Las muchas aguas no podrán apagar el amor. Ct 8:7
  Te rogamos que perdones la maldad de los siervos del Dios de tu padre. Gn 50:17
  Arraigados y cimentados en amor. Ef 3:17
Consuelo Por eso estoy llorando; por eso de mis ojos fluyen lágrimas, porque de mí se ha alejado el que consuela y da reposo a mi alma. Lm 1:16
  Mira, Señor, que estoy atribulada. Lm 1:20
  Las angustias de mi corazón se han aumentado. Sal 25:17
  ¿Cuándo me consolaré a causa de mi intenso dolor?, mi corazón desfallece. Jr 8:18
  Cuando ando en medio de la angustia, tú me vivificas. Sal 138:7
  Ciertamente llevó él nuestras enfermedades y sufrió nuestros dolores. Is 53:4
  ¡Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo! He aquí que yo cimentaré tus piedras sobre carbunclo y sobre zafiros te fundaré. Is 54:11
  Estén tranquilos y sepan que yo soy Dios. Sal 46:10
  Dios de toda consolación. 2Co 1:3
  Yo estoy contigo para salvarte. Jr 15:20
  El Espíritu del consuelo.  
  o soy el que los consuela. Is 51:12
  Consolar a todos los que están de luto; ordenar que a los afligidos se les dé esplendor en lugar de ceniza, aceite de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado. Is 61:2-3
  No se turbe su corazón. Jn 14:1
  Yo estoy con ustedes. Mt 28:20
  Y los días de tu luto se habrán cumplido. Is 60:20
  Enjugará Dios toda lágrima de sus ojos. Ap 21:4
  Cuando los hombres estén abatidos, dirás tú: "¡Levántense!" Jb 22:29
  Su tristeza se convertirá en gozo. Jn 16:20
  ¡Consuelen, consuelen a mi pueblo! Is 40:1
  Para que todos aprendan y todos sean consolados. 1Co 14:31
  Lo pastorearé; le daré consuelo a él y a sus enlutados. Is 57:18
  Y les dará otro Consolador, para que esté con ustedes para siempre. Jn 14:16
  El cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. 2Co 1:4